Mi viernes por la noche no suele ser lo que muchos esperan de un inicio de fin de semana como reuniones sociales. No, mis viernes son señoriales, como muchos amigos me han criticado, es decir, es el día perfecto para hacer un análisis profundo de como va cerrando la semana, y así tratar de estructurar la semana casi entrante.

No creo que solo con la edad suceda ese comportamiento, creo que tiene que ver mucho de la personalidad de las personas, todos somos diferentes con ciertas similitudes, y con el tiempo vamos evolucionando, sin embargo, yo no creo que haya cambiado mucho en ese aspecto.
A decir verdad, en anteriores épocas de mi vida si llegué a ir a reuniones sociales los viernes, pero solo por compromiso, no porque fuera algo que anhelara o que buscara.
Si eres mi amigo y llegue a reunirme contigo viernes o sábado, probablemente solo es por adaptarme a tu rutina, pero no, no soy de las personas que le encanta buscar pretextos para reunirse.

Tampoco creo que sea totalmente antisocial, pero no estoy en búsqueda de eso.

Porque me dio por escribir esto hoy, pues porque hoy es viernes por la noche, y para mi fue el día perfecto para empezar cursos en linea que tenia pendientes por iniciar, hacer tareas pendientes, meditar sobre mi vida etc… Y si a veces así de profundo llega a ser mi viernes o fin de semana.

Estoy casi por cumplir 3 meses en Dublín… y no he hecho las actualizaciones debidas de como me va aquí, lo mas cercano a eso ha sido transmisiones en vivo en Facebook…

Perdón por no traer algo tan interesante el día de hoy… pero como comente en alguno de los post anteriores, si espero el momento perfecto, o si espero escribir el post perfecto nunca lo haré. Espero algún día poder leer este tipo de blogs y ver una gran evolución.

Por lo pronto, les comparto algo de lo que he meditado últimamente y ha sido lo que me ayuda a renovar mis fuerzas cuando estoy cansada, o pienso que nada tiene sentido; ese algo es un versículo que he leído y escuchado muchísimas veces en mi vida, pero como muchos saben (y si no ahora lo sabes), la palabra de Dios es viva, y aunque anteriormente la había escuchado o leído, en estos momentos prácticamente es lo único que me ayuda a no perder el enfoque, y esto viene en una de las cartas de Pablo a los colosenses, donde menciona los deberes en nuestra nueva vida* en el capitulo 23, versiculos 23 y 24 y dice…

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.
Creo que eso no requiere explicación.

 

Y bueno para finalizar este post sin que sea tan aburrido, algunas fotillos interesantes de lo que hasta ahora a sido Irlanda…

Resumen…
La playa mas cercana de mi pueblito (a 10 min en carro).
Hice caldo tlalpeño (a mi familia alfitriona le encanto).
Tome un curso barista del cual salí casi con taquicardia por tomar tanto cafe xD.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s